Escribir un pequeño cuento a partir de un dibujo (respondiendo a la propuesta de Asunción Carracedo)

abril 24, 2010

Asunción Carracedo (losamigosdepapel.blogspo.com) nos propuso escribir un pequeño cuento a partir de este dibujo. Y estos fueron algunos de los resultados:

~ ~ ~
FANNY, LA MUÑECA MÁGICA

Cuando la luna asoma, y se pintan las estrellas en el cielo, Fanny abre los ojos, se despereza, y de un salto certero baja del cuadro al bosque de los sueños, mientras Tremebunda, la bruja hechizera, duerme plácidamente en su cama.
En el bosque, un ejército de muñecos espera a Fanny impaciente. Han de encontrar el elixir de la flor de la maravilla que sólo Fanny puede convertir en una pócima mágica. Gracias a la pócima, un muñeco, cada noche, es devuelto al mundo de los juguetes para así poder a un niño hacer feliz.
Ya se esconde la luna, Fanny regesa a su cuadro:
!Otro muñeco salvado!
Tremebunda da un grito desconsolado:
!Otro cuadro ha quedado en blanco!
ELENA ROBLES

~ ~ ~

LA LUNA CERRÓ LOS OJOS

Como todos los años,  en el mes de agosto nos reuníamos en el caserío que la familia tiene en Cantabria. Nos sentábamos a la sombra de la higuera, escuchando los trinos de los jilgueros, y disfrutando de aquel olor a hierba fresca; el abuelo, desde su cómodo sillón de mimbre nos contaba aquellas historias que pasaban de hijos a padres.

La que más  nos gustaba era; “LA LUNA CERRÓ LOS OJOS”

—“… su nombre era YANSU, pero todos la conocían como “LUNA LLENA” por su cara redonda, pero sobre todo por el brillo de sus grandes ojos negros. Era japonesa y vivía en HIROSHIMA. YANSU se enamoró de un soldado americano. Una noche, a la luz de la luna llena, ambos se comprometieron en matrimonió, ella le regaló una foto que reflejaba a una joven risueña y mostraba aquel maravilloso brillo de sus grandes ojos. La luna les miraba y les sonreía. Cuando el soldado fue desmovilizado, YANSU no pudo acompañarle, ella iría después… En TEXAS un joven soldado prepara con amor la casa donde vivirá con su esposa, en la cómoda del cuarto y enmarcada en un cuadro  la foto que ella le regaló… Una mañana al levantarse la imagen del cuadro había cambiado… la joven  tenía la  frente baja, los ojos cerrados, la sonrisa perdida… En el calendario, una fecha: 6 de Agosto de 1945…”
MARÍA GLORIA LOMBANA SALVARREY

~ ~ ~

Estaba dormida, su rostro era tan dulce, que te inspiraba una calma interior tan profunda como el mar Mediterraneo de olas suaves, tranquilas y hermosas. Su pelo negro , ondulado como una caverna en la que la mano humana no ha entrado nunca, pero desprende mucha paz. Sus labios pequeños, gruesos, rojos como una fresa fresca cuando se acaba de recoger de la mata.
Es todo un conjunto de hermosura angelical.
OLVIDO ARGÜELLO

~ ~ ~

Muñeca en el espejo
La muñeca encerrada en un espejo con un bonito marco que está colgado en la pared del salón. Con los ojos cerrados ve mundos lejanos y abstractos, mundos profundos, espacios abiertos inundados de luz y colores.  Se siente sola y triste. Sueña con que desaparezca el azogue del espejo para poder escapar de ese marco que la oprime.

Oye las risas de las niñas —¿Porqué no me llevaran a su habitación?— se pregunta. Vivir allí sería más alegre.

Cuando María pasó al lado del cuadro un rayo de luna lo iluminó. La muñeca abrió los ojos y sonrió.
— Llévame a tu  habitación— dijo bajito.

La niña miró desconcertada a la muñeca, descolgó rápida el cuadro y lo llevó a la habitación que compartía con  su hermana Sara.
—La muñeca abrió los ojos y me pidió que la trajera a aquí— dijo atropellando las palabras.

La muñeca estaba inmóvil y Sara pensó que lo que  su hermana había visto  era cosa de  su desbordada imaginación.

—La muñeca abrió los ojos cuando la Luna iluminó el cuadro. Esta noche hay solo media luna; llamaremos a la estrella Raplo para que mande los  rayos más brillantes al espejo  y llenen de luz a la muñeca— dijo María sin parar de moverse.

Raplo  llenó de guiños de luz el espejo.

El azogue se fue borrando, la muñeca abrió los ojos y salió del cuadro. Las niñas la miraban con los ojos abiertos como platos.

Desde aquella noche, la  muñeca  cobraba vida  cuando la  Luna o  Raplo llenaban de luz el espejo y les  contaba a las niñas cuentos maravillosos.
FELY BARRIO

~ ~ ~

Una vez más, con una serenidad casi impropia para su edad, bajó la mirada, se mordió el alma, guardó sus sentimientos en lo más hondo de su oxidado corazón.Una vez más, el contorno de su joven cuerpo se vestía con esa insoportable coraza, fría y dura, que la había acompañado desde niña.Una vez más, nadie vio cómo el rojo de sus finos labios se apagaba, cómo la línea de sus ojos rasgados se desdibujaba, cómo las ondas de su sedoso pelo negro se desvanecían. Hasta que un día, al contemplar el cuadro de un hermoso rostro, observaron asombrados que, simplemente, ella ya no existía. Contemplaron perplejos, tan solo, un bello marco delimitando el espacio de una existencia vacía.
ASUNCIÓN CARRACEDO

Anuncios

‘Marilyn y yo en la alfombra roja de los Óscar’, por MARÍA GLORIA LOMBANA

febrero 22, 2010

    TAREA: Transformar el relato “Los tiempos de la  Rubia”, escrito como diálogo directo, en un relato donde aparezca  como diálogo indirecto.

    MARILYN Y YO EN LA ALFOMBRA ROJA DE LOS ÓSCAR
    (Relato)

    Los días en que el clima permite salir, acompaño a Florentino en sus paseos matinales.  Él me lleva en su mano y me acaricia suavemente. Ese gesto repetido durante muchos años me ha dado un brillo que nunca tuve antes, ni siquiera cuando era una rubia famosa.

    Tino se fatiga al andar, por eso de vez en cuando se sienta en uno de los bancos del paseo. Hoy  cerca de nosotros dos jóvenes dialogaban y… ¡OH  sorpresa! La protagonista era yo… me sentí ¡espléndida! mi ego se desbordó… no es para menos pues me comparaban con una rubia que pasaba por allí y que  hasta Tino la miró embobado. Uno de los jóvenes, el de los Jeans ajustados exclamó:

    – ¡Qué rubia tan despampanante! ¿te has dado cuenta?

    – ¿De qué hablas tronco? – le preguntó el del pendiente en la oreja.

    – De la rubia que acaba de pasar.

    – No me fijé, cómo estábamos hablando de monedas pensé que te referías a la peseta…
    – ¿Cómo que a la peseta? ¿qué tiene que ver una peseta con una rubia despampanante?

    –  Bueno en lo de despampanante no sé, pero a la peseta se la conocía como “la rubia” y fue famosísima en la segunda mitad del siglo XX. Dice mi abuelo que casi tanto como Marilyn Monroe.

    – Sabes, a pesar de todo yo prefiero a la rubia que acaba de pasar.

    Noté como Tino extendía la mano para mostrarme con orgullo… pero no tuvo tiempo, el del pendiente en la oreja se despedía dejando en el aire una reflexión:

    – Mira tronco todo es importante, por lo menos has aprendido que en España tuvimos una rubia muy famosa… y te dejo que me voy a comer.

    – Chao – le respondió el de los jeans apretados.

    Y fue así como  me quedé sin poder brillar ni ser admirada… A pesar de todo, sentí que paseaba en la mano de Marilyn por la alfombra roja de los Óscar.

    MARÍA GLORIA LOMBANA SALVARREY


Ejercicio: ‘El gran secreto’, por GLORIA LOMBANA

diciembre 9, 2009

León, Martes 1 Diciembre 2009.
Ejercicio: Escribir sobre EL GRAN SECRETO pero sin decir cuál es.

Definición de la palabra SECRETO (TA) Según el Diccionario CERVANTES.

Secreto/ta. adj.    1/ Oculto, ignorado: en un lugar secreto del bosque.
2/ Callado, reservado: una fórmula secreta. 3/ Lo que cuidadosamente se tiene reservado y oculto: es un secreto y no puedo hablar. 4/ m. Reserva, sigilo: guardar u observar el secreto necesario. 5/ Una de las partes más difíciles de un arte o ciencia: el secreto del arte de escribir con sublime sencillez. 6/ Mecanismo oculto: el secreto de la cerradura. 7/ fam. Secreto a voces: el que todo el mundo sabe. 8/Secreto de Estado: el que no puede revelar un funcionario público sin incurrir en delito: cualquier grave asunto político o diplomático no conocido todavía o no divulgado aún. 9/ En secreto: secretamente. 10/ Secreto profesional: prohibición legar de divulgar un secreto conocido en el ejercicio de la profesión. 11/ adj. Que no es visible: los resortes secretos de un mecanismo. 12/ Que no es aparente: Un encuentro secreto.

Quiero destacar la definición 5/ Una de las partes más difíciles de un arte o ciencia: el secreto del arte de escribir con sublime sencillez.

~ ~ ~


EL GRAN SECRETO

Relato

Las llamas consumen hojas de papel escrito. Todo esta oscuro. Sombras fantasmagóricas se reflejan en las paredes. En el suelo sentada vigila las llamas mientras las lágrimas se deslizan por su rostro.

MARIA GLORIA LOMBANA


‘Palimpsesto’, por GL0RIA LOMBANA

diciembre 9, 2009

León, 7  Diciembre 2009.
EJERCICIO: Encontrar un PALIMPSESTO
en el interior de otro texto:
REDES DEL TIEMPO de Maruja Torres.

IMAGINARIOS ESPEJOS

Diez mil kilómetros cuadrados

Montes y depresiones, valles dispersos

Un mundo bicéfalo de monstruos dormidos.

Jugamos a matar se afilan los cuchillos

El peso de la sangre nos convierte en dragones

Todo lo que hacemos es tedioso, insoportable…

La repetición  de la rutina nos acorta el tiempo

Dar un vuelco a la vida, reinventarse

Que se  encienda la luz, ha llegado el momento

El príncipe viene a salvarnos se está acercando

Ir al encuentro, viento las sillas,  abrir las puertas

La princesa despierta

MARIA GLORIA LOMBANA


‘Tiempos difíciles’, por GLORIA LOMBANA

noviembre 30, 2009

El EJERCICIO consiste en meterse en la piel de un animal o identificarse con él.

TIEMPOS DIFÍCILES

Tiempos difíciles corren para nosotras las moscas de las playas del Mediterráneo.  Tal es la situación que yo he tenido que recurrir a la zona de los hoteles del INSERSO. Los mayores son majetes aunque no son demasiado asiduos a la playa. Aún así no me va del todo mal, me voy defendiendo porque las señoras cuidan mucho sus peinados, por lo que conseguimos alguna que otra grasa saturada que junto con los dulces que suelen sacar de los desayunos y que se  comen a escondidas mientras  pasean o se sientan a tomar el sol voy resolviendo mis necesidades.

Ayer fue un día difícil para mi. No hubo mucho sol y había viento razones por las cuales mis clientes habituales no se aparecieron por allí. El perrito del señor gordo que todos los días dejaba sus heces en la arena pasó de largo.  Estaba casi con lipotimia cuando vi que se acercaba una señora mi comida estaba llegando. Noté como mi boca se llenaba de saliva. Al acercarse algo no me gustó, la señora llevaba el pelo corto y mojado; ¡mala señal! pero aún así no perdí las esperanzas.  Empecé a probar por todas las partes: brazos, piernas y cara sin crema, ojos sin lagañas, pelo acabado de  lavar. ¿De donde había salido ésta espécimen que me dejaba sin desayuno?

La esperanza es lo último que se pierde y allí  estaba yo para aprovechar la primera oportunidad.  Se quitó  el pareo, se sentó en la arena, sacó un cuaderno y un bolígrafo, se puso las gafas y empezó a escribir. Yo seguía vigilante ante la menor gota de sudor o cualquier otra sustancia que pudiera aparecer. Sacó una chocolatina de su bolso. ¡Ahora si que había llegado mi momento! Con parsimonia cortó el chocolate en pedazos sin desprender una brizna. Cuidadosamente dobló el papel que lo cubría y lo guardó en su bolso.

– ¿Pero, qué hace esta señora, es que no sabe que estoy aquí esperando mi comida? ¿Es que acaso no puede tirarlo en la arena como hacen casi todos?

2/2

Cuando terminó de escribir dejó  el cuaderno sobre el bolso y se fue a zambullirse en el agua.  Ahora sí que perdí todas las esperanzas, aunque salga el sol y el sudor aparezca estará salado y yo como sin sal, no quiero tener colesterol.

La curiosidad me hizo leer lo que ella había escrito.  Yo soy una mosca instruida, he pasado gran parte de mi vida en una biblioteca pública.  Estuve allí hasta que tuve que emigrar por la competencia desleal de las cucarachas llegadas de no sé qué lugar de América Latina. El colmo de mi desdicha estaba en aquel escrito. El espécimen femenino había escrito en su diario:

-“Escribo frente al mar. Todo  en calma. Las olas suavemente se deslizan por la arena. El sol tímidamente se oculta detrás de las nubes. Pero siempre hay un pero, una mosca, de esas que llaman “cojoneras” me está apartando de mi ambiente idílico. De verdad de verdad os digo que no hay nada perfecto”-

GLORIA LOMBANA


‘Carta de amor’, por GLORIA LOMBANA

noviembre 30, 2009

Amor: Hoy soñé contigo. Te escribía una carta. Por primera vez te decía lo mucho que te quiero. La ternura que me transmiten tus abrazos. Que cuando tus ojos me miran no existe nada más que tú a mi alrededor. Quiero detener el tiempo cuando en la soledad de la alcoba hacemos el amor con la misma pasión de dos adolescentes. Que por mantener estos sentimientos bien daría parte de mi vida. ¡Te quiero!

Estoy despierta.  La carta se va desvirtuando en mi memoria. Sólo queda la fría lápida de mármol. Cuantas cosas que no te dije quedan en mi mente. Quiero volver a dormirme… ¡Abrázame!

GLORIA LOMBANA


Pequeños poemas (intentando que sean ‘haikus’), por GLORIA LOMBANA

noviembre 30, 2009

MOMENTOS

Vientre de tú madre;
Encontrar amigos;
Cámara mortuoria,
Solo estás.

 

PAZ

Pico de piedra;
Anciano, huerto y vacas,
Caserío montañés.

GUERRA

Niños solos;
Mujeres de luto,
Hombres en el frente.

Platos vacíos;
Fábricas de armas,
Sangre en la tierra.

Cárceles llenas;
Tumbas ocultas,
Soberbia de vencedores.

Cruzan cordilleras;
Dejan la Patria,
Sólo son parias.

Pasan los años;
Mueren los amos,
Bienvenida Democracia.

GLORIA LOMBANA