Oda a Miguel Hernández, por ELENA ROBLES

Fuiste carne y sangre en boca de lobos.
Miel y queso en el azul de tus montes.
Pasión ardiente con nombre de fruta.
Como el viento arrastra las palabras …
Sobre el barro, depositaron tu cuerpo
maltrecho, despojado de todo sentimiento.
Su esencia perviviría plasmada en montones
de hojas con lágrimas de cebolla,
a la sombra de una higuera, en el terror  de una cárcel.

ELENA ROBLES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: